DIARIO DE UN CURA

ME HICIERON UN REGALO

Ocurrió esta misma semana. Me encontré con Manolo, a eso de las 9 de la mañana,  en la misma puerta de la iglesia.  Venía a contar  su problema porque calculó  mal los gastos del mes y ya no le quedaba para poder comer. Le dije que ese mismo día podía pasar por Cáritas parroquial que, seguro, le ayudarían.

 Por la tarde, Manolo volvió.  Esta vez tocó en la puerta de  mi casa. Me extrañó su visita. Me dijo que estaba muy agradecido por lo bien que le atendieron en Cáritas y que me traía un regalo. Lo tengo ahora mismo sobre la mesa: Un folio con un poema de Bertolt Brecht y una revista del Partido Comunista. Recogí y agradecí sinceramente el regalo y aproveché para dialogar  del  compromiso político y cristiano. Coincidimos en que se puede ser lo uno y lo otro si uno no se deja llevar por fanatismos.

Casualmente, ayer mismo, a  unos 200 metros de donde vivo, se incendió una casa. Por la tarde algunos feligreses me propusieron ir a visitar a María, la persona que perdió prácticamente todo lo que había en la vivienda.  Con Fabián, Juana Fefa y Loly estuvimos allí acompañándola a ella y a sus familiares. Dialogamos con sus hermanas y sobrinos y, por supuesto,  nos ofrecimos a echar una mano para solucionar el problema.  

Lo curioso es que hoy mismo me llamó un conocido político para decirme que también él visitó a  la persona que sufrió el incendio y que allí se enteró de  que la gente de la parroquia también la había visitado.  Y acabó diciéndome: Creo que tengo que reconciliarme con la Iglesia.  Porque siempre que hablo  de  ustedes es para criticarles.

 ¡Bendito sea Dios! Esto último, que conste, soy yo quien lo digo…

Me alegra que, al margen de las ideas, cristianos o no,  tengamos un compromiso con la sociedad y nunca nos quedemos de brazos cruzados. Como el impactante  compromiso de la vecina de La Garita, en Telde, Isabel Santana.  En  estos tiempos en los que algunos  siguen diciendo que no son racistas pero rechazan a  inmigrantes que llegan a Canarias,  Isabel acogió varios meses en su casa a Youssuf,  un senegalés llegado en patera a nuestra Isla y que vivía en la calle. Y no sólo eso.  Como el joven quería viajar a la península para unirse con otros familiares  y  la Policía se lo impedía, Isabel luchó, con la ley en la mano,  para que pudiera embarcar. Y para que  no tuviera problemas dentro del aeropuerto, Isabel sacó un pasaje también para ella y así poder acompañarlo hasta la misma entrada al avión. 

Hacer el bien  no tiene más color que la bondad.

El regalo más grande que le puedes dar a los demás, dice Bertolt Brecht,  es el ejemplo de tu propia vida.

Esta semana, además del que me hizo Manolo, he recibido otros regalos más que quisiera compartir.

“Hay hombres, decía el escrito que recibí,  que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero están los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”.

Me he encontrado con algunas personas imprescindibles.

¿Qué mejor regalo puedo recibir y dar?

 




AVISOS PARROQUIAS DE INGENIO

www.parroquiasdeingenio.com

 

MARTES 11  de MAYO:  En El Cristo: Misa. Y reunión Para la Confirmación.

A las 6,30: Reunión catequistas de 4º

 

Miércoles 12   de MAYO: 

-En La Candelaria. A las 5: Reunión de todos los niños y niñas que harán la Primera Comunión el fin de semana para ensayar.

- Misa a las 7 y al  acabar la Misa, Reunión de Confirmación.

 

JUEVES 13   MAYO:  Día de la Virgen de Fátima

Misa en honor a la Virgen a las 7 de la tarde

Una flor o una poesía.

 

VIERNES 14  de MAYO: 

Misa a  las 7 de la tarde y Confesiones padres de primera Comunión a las 7,30

 

Sábado 15 y domingo 16:

Primeras comuniones.  Con “Invitaciones”



 

DÍA DE LA CRUZ 2021: FOTOS DE LA CAMINATA 

AL CALVARIO

Este  lunes 3 de Mayo de 2021, Día de la Cruz, un grupo de las dos parroquias de Ingenio caminamos hasta el Calvario en el barrio del Sequero. A pesar de la lluvia fina que caía, la mayor parte de los caminantes llegamos hasta el lugar de las cruces. Allí hicimos un momento breve de oración y regresamos por El Sequero y la Cruz de la Torre.

Aquí pueden ver las fotos.

https://photos.app.goo.gl/2MPV4q5fEKu8oX9v6


 

AVISOS PARROQUIAS DE INGENIO

www.parroquiasdeingenio.com

 

*SÁBADO 1 DE MAYO: Día de S. José Obrero, patrono  Cruce de Arinaga



*DOMINGO 2 DE MAYO: Un recuerdo y oración por nuestras madres.

Lunes 3 de MAYO: DÍA DE LA CRUZ:  En La Candelaria: Misa funeral por Cristóbal Ramírez Ramírez

MARTES 4  de MAYO:  En El Cristo: Misa funeral por Antonio Monzón Hernández. Y reunión Para la Confirmación.

Miércoles 5   de MAYO: 

A las 5,30: Reunión de Catequistas en La Candelaria

Al acabar la Misa, Reunión de Confirmación.

 

 

INFORME DE CÁRITAS MES DE ABRIL

Cáritas informa cada mes de las personas atendidas y los donativos recibidos.

 

 

 

 

Escribe Paco Mira:

¡PUES NO HABRÁ MANIFESTACIONES!, ¿O SÍ?

 

 Pues llevamos unos días que están bastante calentitos. Manifestaciones de unos, pérdida de formas en los otros, lanzamiento de objetos - algunos de cierta consistencia y contundencia  - por no querer que algunos hablen en mi barrio o en mi zona como si la calle (como decía un cierto político de tiempos pretéritos) tuviera una propiedad privada o un vado de reserva. Esto es la salsa - dicen algunos - de la política. Pues les digo la verdad que me está empezando a cansar un poco esta salsa. Creo que es un poco agria.

Además, si no tuviéramos la pandemia, nuestras calles se llenarían de gente porque este fin de semana es el día del trabajo. Como si el resto del año no tuviéramos que rendir a quien nos sustenta para poder comer todos los días. Si no tuviéramos pandemia, las pancartas serían las que nos indiquen lo que los sindicatos dicen que prometen, pero que a veces dudo que se cumplan sus expectativas, pero seguro que todo quedará en forma telemática. No habrá manifestaciones multitudinarias, de esas en que las delegaciones del gobierno y los convocantes nunca se ponen de acuerdo en el número de participantes.

Sin embargo, este fin de semana un gran líder, lanza la consigna para sus seguidores: permanezcan en mí, no nos demos de baja en su proyecto que encima, no como los sindicatos, es gratuito y nos llena de buenos y grandes momentos. Seguro que los grandes líderes pronunciaran grandes discursos que seguro que no se lo creen ni ellos, pero Jesús nos dirá que sus palabras han de permanecer en todos y cada uno de nosotros. En alguna ocasión llegó a decir que sus palabras eran espíritu y vida.

En el fondo, el evangelio de este fin de semana, nos pone de manifiesto cómo nos estamos dejando empapar en esta época de pandemia. El discípulo de hoy es el que tiene que tener una savia verde, unos sarmientos que rebosen alegría y jovialidad porque el sarmiento siempre está presto para su labor. Muchos de nosotros vivimos una religiosidad fuera de Jesús, fuera del sarmiento principal y cada vez más aferrados a ciertas prácticas que no tienen nada que ver con lo esencial (esa agua bendita que llevamos para casa para no sé qué; ese santo que metemos en la nevera porque no nos ha hecho caso, etc...).

Ser cristiano hoy exige una pasión por el proyecto de Jesús. Muchos de los que nos consideramos cristianos ponemos entusiasmo, empeño en discursos a las masas en días como el de este fin de semana, pero no ponemos ganas ni entusiasmo en lo principal e importante de nuestra vida. Todos tenemos que ser sarmientos, tenemos que estar pegados al tronco que hace que nos sintamos vida y con vida.

El gran ejemplo también lo tenemos en nuestras madres. Dicen que es el día de la madre, cuando eso es durante todo el año. Pero ¡cuántas madres han sido también sarmiento de fe en nuestras vidas! Madres muchas de ellas que no tenían unos conocimientos excesivos pero que nos enseñaron lo básico de nuestra religiosidad. Tan básico era que no lo hemos vuelto a olvidar en la vida y ¡qué casualidad que ahora lo olvidamos con una facilidad pasmosa!

Jesús sigue diciendo que él es la vid y nosotros los sarmientos, pero sobre todo que permanezcamos en su amor. Permanezcamos también en el amor a nuestra madre, que seamos capaces de recordarlas, valorarlas, quererlas, achucharlas.... lo que no hagamos con ellas en vida, no nos lo echemos en cara en su ausencia.

Ojalá que las manifestaciones de este fin de semana, sean manifestaciones de amor verdadero, sin trampas, sin palabras que no se cree nadie.

 

      FELIZ PASCUA        

         Hasta la próxima

         Paco Mira

 DIARIO DE UN CURA

DESDE LA VENTANA DE MI CASA


Quince días he estado mirando la vida desde una ventana. He visto pasar a la gente, aparcar coches, me han tocado en el cristal, he sentido entrar el viento. No ha entrado nadie en la casa. Tampoco yo he podido salir. Begoña traía  el café y los periódicos cada mañana: los primeros respiros del día.

Fefi, Loly, Juana Fefa y otros  se acercaban a recoger la llave de la iglesia o a dejar algunos sobres o hacer un comentario ligero sobre el día. Era como un contacto con toda la parroquia.

Con algunas personas rezaba cada día a través del teléfono y poníamos la vida de los amigos, de la familia y de las parroquias delante  del Señor.  Pensaba en los que han tenido o están teniendo peor suerte, más incomunicados o más olvidados o más doloridos.

Tenía otras ventanas abiertas gracias a Internet, pero esta es la más viva, la más real. Veía a la gente como es. Entraba calor cuando hacía calor y frío cuando hacía frío. Las sonrisas eran de verdad y las palabras, poquitas pero suficientes.

La misa de cada día, menos los lunes, en una parroquia u otra. Veía a los que leían, a los que comulgaban, a los que subían y bajaban de la sacristía. No tuve sensación de estar confinado. Ni mucho menos. Tuve la sensación de ser una persona de mucha suerte que cada día, por cualquiera de las ventanas, me ponía en contacto con mucha mucha gente.

Todas las mañanas me llamaba una doctora que me hacía el seguimiento. Teníamos una conversación ligera en la que casi siempre le dije que me encontraba bien y agradecía  sus consejos. Me dijo que se llamaba Concepción Matoso y que era creyente y que le alegraba saber que yo era cura.  Escuché canciones y algunas confidencias telefónicas. A veces me costaba hablar por teléfono y prefería siempre los mensajes.

Ahora, recién acabado el confinamiento, la nevera la tengo llena. Imposible comerse todo lo que iba llegando. El corazón también quedó lleno.

 Fui escribiendo notas cada día  para saber el proceso. La temperatura corporal,  y la saturación cada mañana y cada tarde. O los consejos médicos del día o alguna anécdota. Por último, ya resultaba  aburrido no tener fiebre y saturar 97 o 98 cada día. Desde el viernes abandoné mi pequeño diario. Todos los días empezaron a ser iguales.

Los compañeros curas fueron curas y fueron compañeros. Siempre disponibles. También los que venían a celebrar la eucaristía.

Desde lejos notaba la buena colaboración de la gente de la comunidad. Las parroquias marchan mejor sin cura. La gente sabe que hay cosas que hacer y que la parroquia ahora es más suya. Hubo unión, participación y buen rollo.  Y eso me daba mucha satisfacción. En toda familia hace falta que el padre o la madre se ponga malo para comprobar que los hijos son hermanos.  Sabía que tenía  muchos sobrinos y ahora me he dado cuenta que tengo el doble.

He seguido la liturgia de cada día.  He escuchado, gracias a la transmisión de la eucaristía, la homilía del compañero de turno. Y hoy mismo, leyendo lo que san Pablo dice a los cristianos de Corinto, me puse a copiarle. A veces no quedamos con algo meramente anecdótico de Pablo, por alguna frase desacertada que escribió. Pero Pablo fue un hombre de fe, entusiasta, luchador, trabajador, entregado al servicio del evangelio, valiente, perseguidor y perseguido, sincero, inteligente, lleno de Espíritu… a veces soberbio, a veces humilde.

También yo me presenté a ustedes débil y temblando de miedo; mi palabra y mi predicación no fue con persuasiva sabiduría humana, sino en la manifestación y el poder del Espíritu, para que nuestra  fe no se apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

Eso quisiera ser.

Me gustaría seguir mirando por la ventana para que nunca pierda el contacto con nadie:  con la chica que pasea su perro delante de mi casa, el joven que riega el jardín o refresca la plaza cada mañana, los amigos que se sientan en el banco cerca de la sacristía, los señores que dialogan  en la puerta de la iglesia… A través de cada uno me llega el Espíritu de Dios.

A lo mejor la palabra del evangelio de hoy me repite lo que Jesús decía y dice: Que ustedes y yo somos la sal de la tierra. Que tenemos que darle buen gusto a la comida de la vida. El buen gusto es llevarnos bien sin dar importancia a tonterías. Es mantener el buen humor y la alegría. Mandarnos chistes y memes, reírnos, animarnos, felicitarnos y tener siempre la ventana abierta, sin rejas, para que, quien quiera, coja la llave y descubra que aquí dentro hay una comunidad de gente normal, que quiere ser buena y que a veces mete la pata. Y que no le gustan los cristianos raros, ni los que ven pecado por todos lados, ni andan todo el día con rezos, novenas, triduos y devociones extrañas  porque nos podemos cargar el Espíritu de Dios. Y el Espíritu está por fuera de la ventana y por fuera de la iglesia. Los virus pueden estar dentro.

Abramos las ventanas.
 


 

 

AVISOS PARROQUIAS DE INGENIO

www.parroquiasdeingenio.com

 

 

*LUNES 26 DE ABRIL:  Eucaristía a las 7

A las 7, en La Candelaria. Misa y Momento de oración:

*MARTES 27 DE ABRIL

A las 6, en El Cristo: Funeral por Alonso Estupiñán Díaz.

A las 6, 30: GRUPO quiera prepararse para la CONFIRMACIÓN

 

MIÉRCOLES 28 DE ABRIL:  Eucaristía a las 7

 A las 7,30: GRUPO  que quiera prepararse para la Confirmación

 

1-2 de mayo: MES DE LA VIRGEN

Empezaremos el mes de Mayo dedicando nuestra oración a la Virgen María.

 

Escribe Paco Mira:

 ¿CUÁNTAS MEDALLAS VAMOS A CONSEGUIR?

 

 Este verano tenemos cita con el deporte, sobre todo para aquellos que les gusta el mismo. Por una parte está la Eurocopa de fútbol y por otra están las olimpiadas. Hay donde escoger. Alguno me comentaba no hace mucho que si lo confinaban, de nuevo, por lo menos le iba a dar uso a la televisión que los Reyes le habían echado este año. Me parece un argumento poco sólido, pero respetable. Seguro que en ambos eventos deportivos lucharemos como nación por conseguir el mayor número de medallas, no solamente representando a nuestro país, sino también, a nivel personal nos dará el mérito que nos corresponde por el esfuerzo realizado.

Pero muchas veces también recurrimos a colgarnos medallas por méritos que nosotros no hemos realizado. Medallas que nos atribuimos y ni siquiera hemos movido un ápice para que nos llevemos la gloria de algo que ni siquiera hemos sudado. Pero también nos cabreamos cuando otros se cuelgan las medallas de algo que hemos hecho nosotros y que otros ni siquiera han sudado.

Este fin de semana, Pedro da una lección de humildad. Cura un cojo de nacimiento (seguro que el hecho no fue tal y como se narra) y las autoridades le llaman la atención. Pedro podría haberse colgado una medalla delante de todo el mundo y, en especial, delante de las autoridades que le están interrogando. Sin embargo aquel rudo y tosco pescador de la Galilea profunda, da una lección de humildad y sencillez, diciendo que "quede bien claro que lo hice en nombre de nuestro Señor Jesucristo".

Esa humildad de Pedro, le lleva a decirle al cojo que él no tiene nada (ni oro, ni plata, ni dinero....); Pedro reconoce sus limitaciones sobre todo cuando fue capaz de negar a Jesús tres veces y en público (delante de los que estaban en el pretorio); fue capaz de entristecerse cuando Jesús le pregunta por tres veces si lo amaba. Por eso no va a colgarse ahora ninguna medalla que no le corresponde y queda bien claro que lo que hace lo hace en nombre de un tal Jesús de Nazaret.

Este fin de semana se nos recuerda al buen Pastor. El que conoce y cuida a sus ovejas, no el que conoce y cuida a los borregos, a los que no piensan, a los que hacen siempre lo que otros le dicen lo que tienen que hacer. El Buen Pastor, ama, acaricia, protege, mima, se desvela... por su rebaño al que siempre tiene como "un palmito". No es para colgarse ninguna medalla, sino porque es fiel al compromiso adquirido.

Los pastores no son solamente los Obispos o los sacerdotes. Todos estamos llamados a ser pastores, cada uno desde su propia misión. Llamados a mimar, acariciar, cuidar... a todos aquellos que necesitan del cuidado y atención dentro de nuestra comunidad, especialmente en estos momentos duros de escasez, de precariedad y de soledad. Nosotros tenemos que ser como Pedro: lo que hacemos no lo hacemos en nombre propio, lo hacemos en nombre del único Pastor, Jesús de Nazaret.

A su vez, también celebramos la jornada de vocaciones nativas. Aquellos a los que va llegando el mensaje del sepulcro vacío, aquellos a los que se les anuncia que camino de Emaús va también un tal Jesús de Nazaret y que al atardecer se le conocerá no solamente por la capacidad que hemos tenido de amar, sino en la fracción comunitaria del pan.

No nos colguemos medallas, pero luchemos para que no cesemos en nuestras olimpiadas en el anuncio de la buena noticia, y en favor de los más necesitados.

      FELIZ PASCUA        

         Hasta la próxima

         Paco Mira

 


¿QUIERES RECIBIR EL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN?

No importa la edad que tengas.

De 14 a 20 años

Y de 20 años en adelante, sin límite

Hemos empezado un grupo en el que puedes estar si lo deseas.

Martes a las 6,30 en la Iglesia del Santo Cristo de Ingenio.

Miércoles a las 7,30 en la iglesia de La Candelaria de Ingenio

Te esperamos.

Puedes ponerte en contacto con el Párroco si quieres alguna aclaración: susovega@hotmail.com o mensaje al móvil 650 41 10 42

 

DIARIO DE UN CURA:

 El barco se fue alejando…

 

Llevo  unos días confinado.  Primero, voluntariamente. Después, porque así me los han recomendado. Ningún tiempo está perdido. Siempre se gana. Me está  sirviendo  para llenar algunos vacíos.   He tenido tiempo para escuchar  a Rozalén, algún tema  de Athenas y otros músicos que se han encargado de  poner en reposo los sentimientos y momentos convulsos.

La semana santa, este año para mí  tan  doblemente especial, necesitaba un tiempo extra, con horas libres  y me lo regaló el asma y el médico y el covid. Y mi sobrina Irene con la canción Qué bonito que en estos días ha sonado mucho en mi ordenador.

Hace mucho, cuando yo tendría apenas doce años,  dos hermanas mías, Pino y Rosa, iniciaron una aventura que costó muchas ilusiones y no pocas lágrimas. Dejar la Isla y marchar  a una tierra entonces tan lejana, a la Península,  era algo difícil de entender.  Mi madre y algunos más de la familia estábamos al pie de aquel barco inmenso, alto,  o eso me parecía a mí,  que empezaba a alejarse lentamente del muelle de La Luz.  En los  altavoces sonaba la canción de María Mérida: “Adios, Canaria querida, me voy a tierras extrañas…”.  Y, desde el barco, inconsolables, estaban mis hermanas despidiéndose. Como si nunca más fueran a reencontrarse con su madre y sus hermanos. Abajo, en el muelle, quedaba la soledad y las lágrimas de los que veíamos alejarse, parsimoniosamente, a las dos jóvenes  hermanas  que no volveríamos a ver hasta muchos años  más tarde.    

Pasó mucho tiempo. La comunicación por carta era al principio  la única forma posible de acortar la distancia. El  teléfono era  demasiado caro para nosotros. Pero Pino  aprovechaba cualquier cabina de Madrid estropeada, en el barrio que fuera, para poder conectarse con nosotros, sus hermanos.

Y cuando formó su hogar, al lado mismo de la Clínica de la Paz, en la calle San Modesto, allí  encontramos refugio y acogida cada vez que, por la razón que fuera, había que ir a Madrid. Pino, como su marido y sus hijos, abrieron la puerta de su casa a mucha gente de Ingenio. Nunca una casa tan abierta. Nunca la palabra hospitalidad tuvo tanto sentido.

En esta semana santa, Pino, que hace unos años regresó  otra vez a su tierra canaria, sin perder el acento ni el cariño, nos convocó a todos y se despidió. Era viernes santo. Un día para celebrar a los que saben de cruces, sacrificios  y solidaridad. Tenía que ser un viernes santo.

Y por cierto, qué gran consuelo que, en momentos de muerte o de enfermedad, se pueda sentir la cercanía de la gente que te aprecia, de la que no pensabas que te quisiera tanto y de la que en cualquier momento, por ejemplo en la habitación del hospital, está dispuesta a ponerse en tu lugar y acompañar a tu madre.

Lo he escuchado muchas veces en estos días: ¿Necesitas algo?  Te puedo ayudar? ¿Te hago algún mandado? Puedes contar conmigo, llámame a la hora que sea, cuenta con mi oración, me lo dices que yo lo hago…

Las mismas frases que escuché muchas veces a  Pino.  Y el barco de nuevo  se fue alejando  hasta perderse en el horizonte con aquella canción: Adios Canaria querida, me voy a tierras extrañas/ Suceda lo que suceda, de mi querer no se apartan: en mi corazón va escrito este nombre Gran Canaria.

 

Y aquí, en tierra,  musitábamos, silenciosos:

 

Qué bonito sería poder volar

Y a tu lado ponerme yo a cantar

Como siempre lo hacíamos las dos

Que mi cuerpo no para de notar

Que tu alma conmigo siempre está

Y que nunca de mi se apartará.

 

Escribe Paco Mira:

 PERO, ¿QUIÉN DIJO MIEDO?

 

 Alguien dijo que el miedo era libre. Y el miedo es algo que no se puede medir, como el dolor. " ¡No tienes que tener miedo!, ¿por qué no?". Se lo decimos a nuestros hijos, a los mayores, y sobre todo cuando nosotros no tenemos que pasar por ningún trance que suponga una prueba de valentía. Ahora que está tan de moda las vacunas, somos los primeros que decimos que no hay que tener miedo, pero ¿quién dijo miedo?. Muchos de los que dicen esto, no se vacunan. También hubo quien dijo que los cementerios estaban llenos de valientes.

Pero el miedo no es algo nuevo. Es algo tan antiguo como el hombre mismo. Probablemente el tener miedo nos ha hecho que sigamos como especie en la tierra, pues de no tenerlo igual nos hubiéramos o nos hubiesen extinguido. Por lo tanto el miedo es un mecanismo de defensa que nos puede salir bien.

A nivel religioso, ¿ de qué tenemos miedo?. Nos quejamos un montón de que las cosas no funcionan y las que lo hacen lo hacen mal; nos quejamos que en la Iglesia en vez de ir para adelante, vamos para atrás; nos quejamos que los jóvenes ya no están con nosotros en las celebraciones, etc... nos estamos quejando siempre y , a veces, de lo mismo.

Pero es curioso que las mujeres (siempre las benditas mujeres las primeras) al llegar al sepulcro, alguien les dice "no tengan miedo", las mismas palabras que el Papa Juan Pablo II dijo el día de su proclamación, "no tengan miedo". El del sepulcro invita a la confianza; la seguridad de sus palabras llevan a no asustarse, a abrirnos a lo nuevo, aunque sea desconocido. Incluso a esto, no hay que tenerle miedo.

Pero nada más salir del sepulcro, los discípulos están con las puertas cerradas por miedo. No son capaces de aliviar la pena de la pérdida con la certeza de la Vida, con la certeza del impulso de seguir adelante a pesar de las dificultades. Hoy en día creo que nos pasa lo mismo. Cerramos y nos cerramos pensando que lo tenemos todo "atado y bien atado" y cualquiera que llegue nos lo desata en un abrir y cerrar de ojos.

Hoy el mundo, nuestro mundo, necesita más que nada de nuestro testimonio. Hoy el mundo necesita más que nunca de abrir las puertas, primero de nuestro corazón para que - como decía el Concilio - seamos capaces de abrirnos a nuevas realidades, sin miedo, con valentía, sin necesidad de cortarnos ante nadie ni ante nada. Hoy el mundo, necesita abrir las puertas de nuestra Iglesia (no de nuestros templos, que igual también), como institución y sacudir alfombras con polvo ancestro que lo único que hace es provocar reacciones alérgicas de muchos de los que están fuera y también de los que están dentro.

El abrir puertas puede ser la respuesta a tantas interrogantes de tanta gente que se pregunta el por qué de muchas cosas. Nuestro Papa Francisco nos invita constantemente a la ventilación de nuestra fe, de nosotros como portadores de la misma y de la Iglesia como custodia de esa fe.

Los Apóstoles tenían miedo, pero Jesús les dijo que la paz esté con ustedes. Muchos necesitan tocar para creer. Muchos necesitan testimonios diarios para poder decirle al mundo que lo que acabamos de celebrar no es un cuento, sino una realidad.

"Dichosos los que crean sin haber visto", y les añado "Muéstrame tu fe sin obras, que yo por las mías te diré que Jesús de Nazaret está vivo". ¡Qué fácil en el papel, pero qué difícil en la vida!, pero ¿quién dijo miedo?.

Amigos, no tengamos miedo. Gritemos a los cuatro vientos que Jesús de Nazaret merece la pena, que está vivo y que camina con nosotros.

      FELIZ PASCUA        

         Hasta la próxima

         Paco Mira

 

Escribe Paco Mira:

 PEDRO, SIMÓN Y MARÍA MAGDALENA

 

 ¡Fuerte lío el de la pandemia!. , eso les decía el domingo pasado. La semana santa, no ha podido arreglar el desaguisado económico, las pérdidas - quien vive de la economía lo sabe bien - son cuantiosas y eso hace que muchas economías familiares estén resentidas. No podemos inaugurar la temporada playera que tan de costumbre es en Canarias, pero ¿qué hacemos?. No quiero que nos agarremos a un clavo ardiendo, no quiero que nos acordemos solamente cuando truena de santa Bárbara, no quiero que miremos, en esta semana, al cielo y el resto del año como si aquí no hubiera pasado nada.

Quiero agarrarme a la fe, humilde, sencilla, bruta y tosca en algunos casos, a la fe del que no entiende, de tres personajes que aparecen en este único acto que dividimos en tres partes.

Quiero fijarme en Pedro. Pedro es la imagen típica del farruco, del bravucón, del que lo sabe todo, pero que mete la pata en infinidad de ocasiones. Es la fe de muchos de nosotros. Es la fe de los que nos damos golpes en el pecho y que criticamos infinidad de cosas que hacemos en nuestra bendita iglesia y en nuestras comunidades parroquiales. Es la fe de los que decimos que ya está bien y no queremos hacer más, pero que siempre acabamos arrimando el hombro. Pedro es que no quiere que le laven los pies, el que dice que no negará nunca y un gallo se le adelanta por tres veces, es el que no se queda nunca dormido y no es capaz de mantenerse despierto, al que no quiere que le laven los pies y termina siendo besado por quien es el autor de la vida.... ojalá tuviéramos muchos un pizco de fe como la de Pedro.

Quiero fijarme en Simón, el de Cirene. Es el anónimo de la Pasión. Es el que aparece casualmente porque viene del campo, pero que se convierte en el alivio de un reo ajusticiado a morir en el propio peso que lleva. Me gustaría tener un poco de silencio y de entrega como la de Simón: ¡ cuantas cruces hoy en día necesitan de nuestra ayuda!. ¡cuántos son los que son golpeados cuál látigo en la vida y nosotros cruzamos de acera y miramos para otro lado!. ¡Cuántos reos en nuestras cárceles!, ¡ cuántas familias que no llegan a fin de mes!, ¡cuántas colas del hambre en las puertas de nuestras caritas!, ¡cuántos desahucios injustos!, ¡cuántas soledades en nuestros hospitales!... cuántas cruces tenemos que ayudar a llevar y no llevamos ninguna.

Quiero fijarme en María, la de Magdala. La mujer que corre más que nadie. La mujer que sospecha que algo ha pasado, pero que no es capaz de atisbar lo qué. La mujer que espera encontrar la muerte, un cadáver y se encuentra con la Vida, con la vida que va a dar sentido a la suya. La mujer que ha sido retada a que le tiraran piedras los que no tuvieran pecado, y ni una le cayó. Una mujer de la vida, que se encontró con la Vida. Una mujer que fue duramente criticada por las autoridades de la época, pero que supo hacer frente a las criticas y salir adelante.

Ya vemos que es una semana santa diferente en muchos aspectos, pero igual que otros años a nivel de compromiso y actitudes en la vida. Creo que el confinamiento nos viene bien a todos, porque puede ser el termómetro de muchas cosas: del servicio, de la ayuda en los momentos complicados, del testimonio en momentos de duda e incertidumbre. Nuestra semana es la más importante. No nos quedemos solamente con esta semana, es el principio de mucho y nunca el fin de nada.

 

      FELIZ PASCUA

         Hasta la próxima

         Paco Mira



SEMANA SANTA EN LAS PARROQUIAS DE INGENIO

www.parroquiasdeingenio.com

TODAS LAS CELEBRACIONES SERÁN TRANSMITIDAS  en facebook y youtube por Parroquias de Ingenio

 

SEMANA  SANTA 2021

    PARROQUIAS DE INGENIO

PARROQUIA  N.S. DE CANDELARIA

 

Sábado, 27 de marzo:  

A las 7 de la tarde, bendición de ramos y Eucaristía.

Domingo de Ramos, 28 de marzo: A las 12: Bendición de ramos y Eucaristía. Es importante recordar que en la madrugada de este domingo 28 se produce el cambio horario (se adelanta una hora).  La misa de la tarde será a las 7.

Lunes Santo, 29 de marzo: A las 5: Confesiones niños. A las 7 de la tarde, Eucaristía.

Martes Santo, 30 de marzo: A las 11 de la mañana, Misa Crismal en la Catedral. A las 7 de la tarde, Eucaristía.

Miércoles Santo, 31 de marzo: A las 5: Confesiones niños y niñas.

A las 7 de la tarde, Eucaristía.

A  las 7,30: Celebración de la Penitencia. Confesiones.

Jueves Santo, 1 de Abril: A las 7, solemne Misa  de la Cena del Señor. A las 8 de la noche, Oración  ante el Santísimo Sacramento.

Viernes Santo, 2 de Abril: La iglesia  estará abierta todo el día  para adorar al Santísimo en el monumento. A las 4:30 de la tarde, confesiones.

A las 7 de la tarde, celebración de la Pasión y Muerte del Señor.

Sábado Santo, 3 abril: A las 7 de la tarde, SOLEMNE VIGILIA PASCUAL de la Resurrección del Señor.

Domingo de Pascua, 4 de abril: A las 12 del mediodía y 7 de la tarde: solemne Misa de Pascua de Resurrección.  

 

Siga la Semana Santa de Ingenio en directo  a través del facebook parroquias de ingenio o Jesús Vega Mesa. Y en youtube   Parroquias de Ingenio.   

 

 

 

PARROQUIA DEL SANTO CRISTO

 

Sábado, 27 de marzo:

A las 5: Celebración de la penitencia. Confesiones

A las 6 de la tarde, Bendición de ramos y Eucaristía.

 

Domingo de Ramos, 28 de marzo: A las 10,30, bendición de ramos y Eucaristía. Es importante recordar que hoy domingo 28 se ha producido  el cambio horario (se adelanta una hora el reloj).

Lunes Santo, 29 de marzo:  A las 6 de la tarde, Eucaristía.

Martes Santo, 30 de marzo: A las 11 de la mañana, Misa Crismal en la Catedral. A las 5: Confesiones niños y niñas.  A las 6 de la tarde, Eucaristía.

Miércoles Santo, 31 de marzo: A las 6 de la tarde, Eucaristía.

Jueves Santo, 1 de Abril: A las 6 de la tarde, solemne Misa  de la Cena del Señor. A las 7 de la tarde, Hora Santa ante el Santísimo Sacramento.

Viernes Santo, 2 de Abril: Toda  la mañana estará abierta la iglesia para que podamos orar ante el Santísimo en el Monumento.

A las 10 de la mañana: Vía Crucis en la iglesia y Confesiones.

A las 6 de la tarde, celebración de la Pasión y Muerte del Señor.

Sábado Santo, 3 abril: A las 7 de la tarde, SOLEMNE VIGILIA PASCUAL de la Resurrección del Señor.

Domingo de Pascua, 4 de abril: A las 10,30 de la mañana: solemne Misa de Pascua de Resurrección. 

 

Siga la Semana Santa de Ingenio en directo  a través del facebook parroquias de ingenio o Jesús Vega Mesa. Y en youtube   Parroquias de Ingenio.   

 

ANUNCIOS  PARROQUIALES

*CAMBIOS EN LA SEMANA SANTA: Por motivo de la pandemia que estamos sufriendo, este año no se permiten las procesiones.  Y también, por indicación de la Conferencia Episcopal  hay algunos cambios en la liturgia. Estos son los más significativos:

Jueves Santo: Se suprime el lavatorio de los pies

Viernes Santo: La adoración de la Cruz se hace desde los asientos en los que estemos con una genuflexión o inclinación profunda de cabeza. Se añade una oración por los que sufren la pandemia.

Sábado Santo. Se hace el rito del fuego y la luz, pero no se entregan velas a los participantes

 

 

* EL SACERDOTE DIEGO HERNÁNDEZ  con nosotros:

Durante la Semana Santa nos acompañará en nuestras parroquias de Ingenio el sacerdote operario diocesano y Director de la Pastoral  juvenil vocacional en España, Diego Hernández, natural de Moya, que lleva algunos años ejerciendo primero en Venezuela y actualmente en Madrid.  

* CATEQUESIS DE JÓVENES Y ADULTOS PARA LA CONFIRMACIÓN: Una oportunidad para compartir inquietudes, para madurar como cristianos, para chicos y chicas  y adultos de cualquier edad.  Los martes en la Parroquia del Cristo a las 6,30 de la tarde. Y los miércoles en la Parroquia de la Candelaria a las 7,30 de la tarde.

*  LA SEMANA SANTA POR INTERNET: Animamos a que todas las personas que puedan participen directamente en las celebraciones en la parroquia que mejor les venga. Pero si no tienen posibilidad de hacerlo presencialmente, pueden participar también a través del facebook parroquiasdeingenio o Jesús Vega Mesa. Y también en youtube Parroquias de Ingenio.   

* KONVOKO: Baja esta aplicación de Parroquias de Ingenio y recibirás los avisos parroquiales de cada semana y la información puntual de los fallecimientos que se producen.